Cuenta la historia de una famoso Sensei que tenía su cabaña en las montañas del Himalaya. Un lugar lejano, lleno de nieve y solitario.

Todos soñaban con ser entrenados por él, pero muy pocos lo lograban.

Este joven lo había logrado, y había llegado al final de años de entrenamiento con este Sensei, era el momento cúspide de su carrera: la ceremonia de la Cinta Negra.

“antes que te de la Cinta Negra debes pasar un último examen” le dice el Sensei.

“Estoy Listo” respondió el estudiante, el esperaba un último combate, un circuito de ejercicios complicados.

El Sensei le dice “Debes contestar a una pregunta esencial”

¿Cuál es el verdadero significado de la Cinta Negra?

“El final de mi camino” dice el estudiante. “Un bien merecido premio a todo este trabajo de muchos años”

El Sensei se queda en silencio por un instante, mueve su cabeza de lado a lado en señal de insatisfacción y le responde: “No estás listo para la Cinta Negra. Lo revisaremos de nuevo en un año”

El joven lleno de tristeza pero con la obediencia que había aprendido se queda callado y regresa a sus entrenamientos diarios.

Un año ha pasado, el estudiante se arrodilla una vez más frente al Sensei, se ha llegado el momento.

El Sensei vuelve a preguntar “Cual es el verdadero significado de la Cinta Negra”

El joven estudiante responde: “Un símbolo de distinción, y el logro más alto en las Artes Marciales”

El Sensei se queda en silencio, pasan unos minutos y de nuevo mueve su cabeza de lado a lado en señal de frustración y le responde “Todavía no estás listo para la Cinta Negra”. Lo revisaremos de nuevo en un año.

El joven está triste, frustrado, enojado y bastante confundido, el no entiende cómo es posible que no le den su cinta negra si ha hecho todo bien, pero su disciplina y entrega son más fuertes y regresa una vez más a entrenar.

Un año más tarde se arrodilla de nuevo frente al Sensei y una vez más el Sensei le pregunta “Cual es el verdadero significado de la Cinta Negra”

“La Cinta Negra significa el principio-el comienzo de una nueva vida de disciplina, trabajo duro y la búsqueda constante de ser el mejor” contesta el estudiante.

El Sensei una vez más guarda silencio por unos minutos y responde “Si, estás listo para recibir tu Cinta Negra y empezar tu camino”

 La historia que les conté hace unos días “El Final de el Principio” cuenta las aventuras de unos niños que soñaban ganar un campeonato de Basquetbol. Como lo habrán podido leer, la historia no fue de la noche a la mañana y tampoco fue un camino fácil.

Lo que no conté en la historia es que este Club después de haber ganado ese campeonato continuaron en la senda del éxito por muchos años. Este campeonato fue el primero de 7 campeonatos de Basquetbol ganados en Fila y 72 partidos invictos.

Tampoco les conté que todo este grupo original ya nunca volvió a jugar juntos un partido oficial de nuevo.

Lo maravilloso es que las bases habían quedado, se habían construido los cimientos de algo que podía seguir caminando, aunque todos los elementos originales ya no estuvieran.

Hace unos años tuve la suerte de conocer a una persona . Un Gurú empresarial que ha levantado empresas y las ha llevado a valer Billones de dólares. La suerte me puso en su camino y he podido tener muchas platicas con él. De personalidad introvertida, callado y con las preguntas más cauciosas que he enfrentado.

El tuvo la oportunidad de jugar en un equipo de Basquetbol universitario bastante histórico en Estados Unidos y hasta una película hay de la historia de este equipo “Hoosiers”

Yo de salido y después de escuchar su historia con el gran entrenador “Bob Knight”,  por no quedarme callado le comencé a contarle la historia del “Club Sonics” en Esquipulas.

A él le pareció graciosa e interesante y empezamos una bonita tradición. Todos los viernes a eso de  las 6 de la tarde una llamada. Sin importar por qué medios siempre cada viernes a las 6 de la tarde el saludo. La idea es compartir una anécdota de vida cada uno y así la hemos llevado ya por casi 3 años.

El se sabe desde la historia de Superman hasta cuando me intoxique por desordenado.

Un día me envió un texto que decía “Built to Last de Jim Collins”  leelo allí vas a entender la historia de tu equipo y el porqué.

Fue después de leer ese libro que me inspire para escribir estas historias. Me pareció interesante la metodología cómo se forman las empresas  duraderas y me pareció gracioso la similitud con que se formó el “Club Sonics”.

Por lógica un grupo de niños de 13 a 15 años ni en el sueño más alocado podrían haber planeado esta historia o estrategia. Simplemente se dio.

Con el tiempo te das cuenta que en realidad los trofeos nunca fueron los importantes, era la compañía, la amistad, era el hecho de conseguir algo en conjunto que no se puede hacer de manera individual “Amistad”

Hasta que un día cualquiera nos sentamos a platicar y nos dimos cuenta de que el equipo estaba perdiendo el rumbo original y aplicamos la regla 1. Después de una plática que duró menos de 5 minutos decidimos poner fin al equipo de Basquetbol para resguardar lo que significaba para nosotros.

Pero no los quiero confundir, el “Club Sonics” sigue hasta el día de hoy igual de vivo, cada vez que podemos nos juntamos a jugar y la pasamos de maravilla.

Nos juntamos los del Básquetbol, los de Futbol, los amigos de club y hasta una que otro fan que hicimos en el camino, hasta reina tenemos que por cierto nos ha intentado devolver la banda pero ya la hicimos vitalicia.  Por un día al año nos desconectamos del mundo y lo disfrutamos al máximo.

En el camino ya hay algunos que hacen falta, que partieron antes. Ese día nos sirve para recordarlos con todo y las miles de anécdotas, algunas les  compartiré poco a poco.

El éxito no es llegar al final de algo y ganar, ese es solo el principio. El éxito es que cuando ya no estés el legado quede y continúe y dejar el mundo un poquito mejor de cómo lo encontraste.