La Diferencia entre Las Mujeres y los Hombres

La Diferencia entre Las Mujeres y los Hombres

Bueno la historia que les voy a contar es una sátira graciosa que escuche por alli, me la contaron en ingles y por supuesto tuve que convertirla al español y aparte ponerle el toque magico asi como quien dice la salita y la pimienta para ajustarla un poco; pero la verdad que me mate de la risa cuando me la contaron y decidi compartirla con uds, espero les guste.

Digamos que un tipo llamado Antonio se siente atraído por una mujer llamada Marta . Él la invita a salir a ver una película; ella acepta ; ambos la pasan súper bien. Unas noches más tarde él la invita a salir a cenar , y de nuevo la pasan muy bien . Continúan viéndose con regularidad, y después de unas semanas  ninguno de los dos está saliendo con nadie más.

 

Y entonces, una noche, cuando están conduciendo a casa, un pensamiento se le viene a Marta, y, sin pensarlo, ella dice en voz alta: ” ¿Te das cuenta de que, con esta noche, hemos estado saliendo durante exactamente seis meses?”

 

Y luego, hay un silencio en el carro.

 

Para Marta, esto parece un silencio eterno. Ella piensa y se dice  a sí misma: Me pregunto si le molesta que yo dije eso. Tal vez él se ha sentido limitado por nuestra relación ; Tal vez piensa que estoy tratando de empujarlo en una especie de obligación que él no quiere, o no está seguro.

 

Y Antonio está pensando: Dios mío. Seis meses que royo verdad?

 

Y Marta está pensando: Pero, bueno, no estoy tan segura de que quiero este tipo de relación, o sea . A veces me gustaría tener un poco más de espacio, así que me gustaría tener tiempo para pensar si realmente quiero que sigamos yendo de la manera que vamos,  quiero decir, ¿a dónde vamos? ¿Vamos a seguir viéndonos en este nivel de intimidad? ¿Nos dirigimos hacia el matrimonio? Hacia los niños? Hacia una vida juntos? ¿Estoy preparada para ese nivel de compromiso? ¿Realmente conozco bien a esta persona?

 

Y Antonio está pensando:  así que eso significa que fue… veamos… febrero cuando comenzamos a salir, que fue justo después de que tenía el carro en el taller, lo que significa… déjame comprobar el odómetro… Wow! Estoy muy atrasado para un cambio de aceite.

 

Y Marta está pensando: Está molesto. Puedo verlo en su cara. Tal vez estoy leyendo esta completamente equivocado. Tal vez él quiere más de nuestra relación, más intimidad, más compromiso; tal vez él se ha dado cuenta – incluso antes de que lo sentí – que yo estaba sintiendo algunas reservas. Sí, apuesto a que es eso. Es por eso que se quedo callado y no dice  nada acerca de sus propios sentimientos. Tiene miedo de ser rechazado.

 

Y Antonio está pensando: ¿Y voy a tener que revisar  la transmisión del carro de nuevo. No me importa lo que dicen esos imbéciles, todavía no hace los cambios bien. Y mejor si no tratan  de echarle la culpa al clima frío en esta época. ¿Qué hace frío? Estamos a 30 grados fuera, y esta cosa camina como un camión de la basura, y pagué a esos ladrones incompetentes 600 dólares.

 

Y Marta está pensando: Está enojado. Y no lo culpo. Yo estaría enfadada también. Me siento tan culpable, haciéndolo pasar por todo esto, pero es que no puedo evitar lo que siento. Simplemente no estoy segura.

 

Y Antonio está pensando: Mecánicos pendejos  probablemente dirán que el trabajo solo tenía 90 días de garantía…

 

Y Marta está pensando: Tal vez soy demasiado idealista , esperando a un caballero venir cabalgando en su caballo blanco, cuando estoy sentada al lado de una persona perfectamente buena, una persona con quien me gusta estar,  una persona que realmente se preocupa por mis sentimientos. Una persona que está sufriendo en este momento a causa de mi egoísmo, colegiala fantasiosa y  romántica soy.

 

Y Antonio está pensando: Garantía? Quieren una garantía? Voy a darles una garantía. Me quedo con su garantía pendejos, esa su garantía que la hagan un rollito y se la metan allá donde les quepa.

 

“Antonio, ” dice Marta en voz alta.

 

“¿Qué? ” dice Antonio, algo asustado.

 

” Por favor, no te tortures con esto “, dice ella, sus ojos empiezan a rebosar de lágrimas. “Tal vez nunca debí hacer este comentario tan fuera de lugar… ” (Ella rompe, sollozando. )

 

“¿Qué? ” dice Antonio.

 

“Soy una tonta “, solloza Marta. “Quiero decir, sé que no hay ningún caballero. Realmente lo sé. Es una tontería. No hay caballeros, y mucho menos caballo. ”

 

“No hay caballo? ” dice Antonio.

 

“¿Crees que soy una tonta, ¿no? ” Marta dice.

 

“¡No!” dice Antonio, contento de saber finalmente la respuesta correcta.

 

“Es que… es que… lo que pasa es que necesito un poco de tiempo”, dice Marta.

 

(Hay una pausa de 15 segundos, mientras que Antonio, pensando lo más rápido que pueda, trata de llegar a una respuesta segura que no lo haga quedar como un total Patan. Finalmente se le ocurre una que cree que podría funcionar. )

 

“Sí “, dice Antonio

 

(Marta, profundamente conmovida, le agarra la mano.)

 

“Hay Antonio, ¿de verdad se siente de esa manera? “, dice.

 

“¿De que manera? ” dice Antonio.

 

“De esa manera sobre el tiempo “, dice Marta.

 

” Ha dice Antonio por supuesto que Si”. ( Marta se acerca hacia él y lo mira profundamente a los ojos, lo que lo hace ponerse muy nervioso sobre lo que podría decir a continuación, sobre todo si se trata de un caballo.)

 

“Gracias, Antonio, ” dice ella.

 

“Gracias”, dice Antonio.

 

Luego la lleva a su casa , y ella acostada en su cama ,  se siente como toda un alma torturada en conflicto, y llora hasta el amanecer, mientras que tanto Antonio llega a su casa, abre una bolsa de Doritos, enciende la televisión, y de inmediato se ve profundamente involucrado en una repetición de un juego de futbol de dos equipos Ecuatorianos  que nunca ha oído mencionar. Una pequeña voz en su cerebro le dice que probablemente era algo importante de lo que hablaba Marta en el carro, pero esta casi seguro de que no hay manera alguna que el podría entender lo que ella quería decir, por lo que se imagina que es mejor si no pierde el tiempo pensando en eso y sigue comiéndose sus doritos, destapa una gallo y le da mas volumen al televisor mientras tira los calcetines a la canasta de la ropa sucia, los cuales entran directito en la canasta y el grita Tres!!! Y sin aro.

 

Al día siguiente, Marta llamará a su mejor amiga, o tal vez dos de ellas, y  hablarán de esta situación durante seis horas seguidas. con un detalle increíble mas minucioso que una cirugía a corazón abierto, van a analizar todo lo que ella dijo y todo lo que el dijo, dándole vueltas una y otra vez, explorando  cada palabra, la manera en la que se dijo, y el gesto utilizado, teniendo en cuenta todas las posibles ramificaciones y variables posibles.

 

Ellas continuarán discutiendo este tema, de vez en cuando, durante semanas, quizá meses, nunca llegando a conclusiones definitivas, pero nunca se aburrirán de comentarlo y cada vez tendrán una variable diferente que cambie el curso de toda la historia.

 

Mientras tanto, Antonio, jugando una partida de Tenis  un día con una amiga en común de el y  Marta, hará una pausa justo antes de servir, fruncirá el ceño, y le dirá: ” Claudia, alguna vez Marta tuvo un caballo? ”

 

Y esa es la diferencia entre las mujeres y los hombres.

hombremujer

One comment

  1. Yezcenia Simon

    Jajajajaja tan cierto como el sol de dia y la Luna por lla noche

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.