Allí están una vez más frente a frente, el zorro se le queda viendo y dice en su mente “Esta vez si te tengo atrapado…”

 el Puercoespín dice “Hay viene de nuevo el Zorro, alguna vez aprenderá…”

El Zorro se lanza avorazado sobre el Puercoespín, en ese momento el Puercoespín se hace una bolita de púas y el zorro una vez más se detiene, lo rodea y se marcha con la Ilusión de atraparlo la siguiente vez.

Esta es una famosa parábola griega adaptada por Isaiah Berlin que explica la diferencia entre un Zorro “un animal que sabe muchas cosas” y el Puercoespín un animal que hace dos cosas, comer y cuidar su madriguera.

Todos los días el Zorro merodea la madriguera del Puercoespín buscando el momento perfecto para atraparlo y comérselo. El Zorro un animal rápido, elegante, inteligente y veloz. A simple vista todo un ganador. El Puercoespín, feo, espinoso, lento y con una vida bastante aburrida , a la par de la vida del Zorro.

Mientras el Zorro pasa su día haciendo un sin número de actividades el Puercoespín se levanta cada mañana, sale en busca de su comida, se enfrenta al Zorro y luego regresa a su madriguera y así pasa, nada nuevo, lo mismo cada día de su vida.

Cada día El Zorro espera al Puercoespín con la meta de atraparlo y cada día el Puerco Espín gana la batalla.

A donde va Norman con esta Parábola…

Hace unos años escribí un Blog que habla de la diferencia entre Michael Jordan y el resto de la sociedad (lo pueden encontrar aún en mi página) y explica un poco de la razón del éxito de algunas personas en este caso el famoso “Michael”

Berlín describe a la sociedad y la divide en dos. Los Zorros que persiguen muchas cosas al mismo tiempo, aprenden mucho de éxitos y fracasos, pero no logran unificar un concepto y nunca logran ser los mejores en algo por la diversidad de su vida. Por el otro lado el Puercoespín vive una vida simple, reconoce sus necesidades y logra conceptualizar su vida en las dos cosas que sabe hacer, buscar comida y salvaguardar su Madriguera de manera que sea un fuerte inviolable para su depredador, el Zorro.

Dicha tarea por simple que parezca la logra a un nivel espléndido, nunca le falta su comida, el Zorro nunca lo logra atrapar y su Madriguera es el “Fort Knox” de su mundo tan sencillo.

Al final de esta vida lo que separa a los que logran grandes impactos en nuestra sociedad con el resto de nosotros es que ellos son como el Puercoespín, habitan un mundo complejo y encuentran una necesidad y la simplifican, logran ser los mejores en una cosa y no mediocres en un montón de cosas. Muy posiblemente vieron todas las oportunidades igual que el Zorro, pero se concentran en una sola y se convierten en los mejores, dejando huellas permanentes en la sociedad.

Quiero Aclarar, los Puercoespines no son animales tontos y con necesidades básicas, son muy inteligentes y ven el mundo igual que los Zorros, la diferencia es que saben simplificar su mundo de manera que encuentra la esencia de sus necesidades, analizan todas sus debilidades y explotan sus talentos para salvaguardar su existencia. El Puercoespín puede concentrarse en lo esencial e ignorar el resto de las distracciones.

En mi post Anterior le hablaba del Ego y los Puntos ciegos, siendo estos nuestra mayor limitante para seguir avanzando en la vida. Aquí les dejo otra pregunta.

¿Puercoespín o Zorro?