Es común escuchar que todo en la vida es cuestion de actitud, quiza por ello pueda parecer que se trata de una verdad ya superada. Lamentablemente la adversidad a menudo lleva a olvidar que es posible mantener el optimismo.

Quienes mantienen una condición positiva, aún ante las dificultades económicas, sufren y se enferman menos  que quienes pasan su vida mortificándose por lo que vendrá, dejando de vivir el presente.

Por supuesto, decirlo es fácil, ponerlo en práctica exige esfuerzo, aún más cuando se atraviesan situaciones complicadas que pareciera imposible enfrentar. Sin embargo el tener una postura llena de optimismo, con postura a soluciones prácticas y con buenas dosis de esperanza son puntos de partida para enfrentar la vida de mejor manera.

Pero y como descubrir nuestra actitud en la vida. Los eventos de crisis son los mejores momentos para el autodescubrimiento: las personas tienen que sacar todas sus defensas para afrontarlos y dejan al descubierto toda la capacidad que tienen. La madurez, amistad, ímpetu, fortaleza, disciplina, entre otros salen a flote en tiempos de crisis de cualquier índole, y hacen a las personas cada vez más grandes y humanas.

Muchas personas viven preocupadas por el futuro y tienden a sufrir porque creen que las difíciles situaciones que otros vivien les llegaran a ellos también, por ejemplo, temen constantemente que perderán el trabajo, porque ven que hay muchos desempleados. Tener estos pensamientos negativos no ayudan en nada, al contrario desgastan emocionalmente a las personas. Además no hay que medirse en función a los demás; la mejor mediacion es la que se hace desde el interior de cada ser, ninguno debemos compararnos con nadie, porque el propio descubrimiento es lo que hace diferente a cada uno.

 

Nuestra actitud es la escencia, es la disposición para poder atender las situaciones tal cual se presentan, y es la que determina el mayor porcentaje del éxito en la vida.

Tener una actitud positiva ante la vida hace personas felices. El decir frases positivas y convenserse de ellas, cada vez que una persona se levanta -por increible que parezca- contribuye a que muchas mas mejoren su actitud dia con dia.

Cada dia yo me levanto y digo «De que color voy a pintar el dia de hoy» y no la potreada frase «a ver que nos trae el dia de hoy»

Pienso en acciones concretas, metas para mis proximas 24 horas, cosas que me mantendran motivado y lleno de energia durante el dia, ademas que me haran sentir a gusto conmigo mismo, y no termina alli, durante el dia hago un examen de como voy con mis metas y al final de dia me felicito por todos los logros obtenidos. «Vivo el presente y construyo mi futuro»

Pero y que hacer cuando una situacion extrema me saca de rumbo total.

Hay cosas que por muy positivos y fuertes que nos consideremos nos pueden sacar de rumbo totalmente, la pérdida de un ser querido, una enfermedad repentina, una ruptura sentimental, problemas emocionales o economicos. Estas cosas pueden provocar en nosotros depresiones y ataques de ansiedad repentinos que nos desestabilizan por completo.

Ante situaciones como esta en muy importante saber buscar ayuda, ya sea de un buen amigo, familiares, guias espirituales o bien de un psicologo profesional. Reconocer los temores propios no es posible encerrandose en si mismo, pero con el dialogo y la expresión de los mismos no solo se pierde el miedo sino que se aprende a superarlos.

Para vivir bien y sano se requieren tres tipos de salud, la fisica, la espiritual y la psicologica, y si logramos este balance vamos a ver la vida con mucho positivismo y nuestra salud sera completa.

hace un tiempo una persona que ya no esta en este mundo terrenal me dio 3 consejos y quiero compartirlos con uds.

Es bueno soñar, la diferencia entre quienes logran cumplirlos, es la persistencia. Muchas veces, la ejecucion implica un sacrificio y tambien hay que asumirlo, pero hay quienes se frustran rapido y lo dejan a medias.

Siempre es bueno tener a la mano un libro de motiviacion o espiritualidad, la lectura enriquece el alma. En caso de un «bajon» la pregunta que la persona debe hacerse es ¿quiero salir de esto?, ¿estoy dispuesto a hacer el esfuerzo necesario?

El ejercicio es super importante, contribuye a nuestra salud mental lo cual repercute directamente en nuestras emociones y por consiguiente, seremos personas optimistas.

«El ser humano es un ser de equilibrio y el ejercicio contribuye a este y genera energicas positivas que prepercuten en todo el organismo»